paula eider

Ropa para baño y dormitorio, que une la alta calidad de sus materiales a un diseño actual lleno de vitalidad.

Había una vez un armario de ropa blanca, con sábanas que olían a manzanas y toallas mullidas coo nubes gordas. En el altillo estaban guardadas las colchas, las que piqué y las de raso, también los edredones y las mantas, que parecían gatos dormidos. Cuando sus puertas se abrían las camas suspiraban esperando ser vestidas y las duchas y bañeras apenas podían contener el agua de la emoción... Todas estas sensaciones siguen vivas en Paula Eider ¿Quieres comprobarlo?

< patchwork